Primeras impresiones

El Azamara Journey es un buque de tamaño medio, de tan solo 710 pasajeros, capaz de sorprender a los pasajeros más experimentados. Reúne instalaciones exclusivas, como un jacuzzi exterior en proa con excelentes vistas al mar, una biblioteca con centenares de tomos o un exclusivo restaurante a la carta panorámico en popa. Además, Azamara ofrece una gastronomía digna de destacar y unos itinerarios muy sugerentes, pensados para aprovechar al máximo el tiempo de escala. Navegar a bordo del Journey es ideal para los que piensan más en el destino que en el propio barco. El barco navega por todo el mundo, especialmente en el Mediterráneo en nuestro verano y en el Caribe, Australia y Nueva Zelanda en nuestro invierno.

Qué esperar

A bordo encontraremos una galería de arte, un spa de máxima calidad, área de piscina con suelo de teca… Pero lo más destacado que el pasajero puede encontrar a bordo es la calidad gastronómica: en los restaurantes de especialidades, además de ofrecer una amplia carta de vinos, el huésped puede disfrutar de la cocina mediterránea por excelencia (Aqualina). También en el bello restaurante principal, podremos saborear la cocina internacional de un modo más informal, así como en el agradable buffet con vistas al mar.

Entretenimientos a bordo

En el Azamara Journey el pasajero puede elegir entre varias opciones para el relax y la cultura y disfrutar de una gastronomía exquisita:

# El Journey dispone de un restaurante principal, un buffet y dos restaurantes a la carta, con una oferta gastronómica especialmente diseñada para paladares exigentes

# El Spa es un remanso de paz donde el pasajero puede disfrutar de los diferentes tratamientos, incluso el cliente puede solicitar un masaje en su camarote si se aloja en una suite. También ofrece tratamientos faciales, servicio de peluquería y barbería, acupuntura...

# A bordo existen varios espacios ideales para practicar la lectura como en la preciosa biblioteca o en cubierta. Un elegante casino, el famoso salón Michael's Club, el salón-teatro donde cada día se ofrecen dos "shows" nocturnos, etc. completan las principales zonas comunes de esta coqueta nave.

A quien nos encontraremos

A bordo existe un programama especialmente diseñado para los niños pero no es un buque pensado para ellos. En el panorama actual existen otras navieras especialmente diseñadas para recibir a familias con niños. Azamara es una compañía donde encontramos un tipo de ambiente relajado, con un servicio impecable, donde sus pasajeros anteponen el buen servicio a la actividad a bordo. No esperen un barco cargado de actividades, más bien al contrario. Esperen paz y armonía.