Primeras impresiones

El buque Koningsdam, inaugurado en 2016 es un buque clásico y elegante, pero con un toque moderno. Este buque se basa sobretodo en brindar una gran gastronomía, con muchas opciones de restauración a bordo. Desde un restaurante ecológico y orgánico, hasta una marisquería a la carta. Además de ser un barco muy amplio, ofrece camarotes especiales para familias, y también para viajeros que viajan solos.

Qué esperar

A bordo del Koningsdam, podemos esperar un servicio impecable, a la par que una gastronomía excelente. Lo que diferencia a este buque de otros, es su amplio abanico de restaurantes para todos los gustos. Un barco amplio y diáfano para toda la familia. Los adultos valorarán su tranquilidad y servicio, mientras que los más jóvenes podrán disfrutar de actividades, especialmente diseñadas para ellos.

Entretenimientos a bordo

# El Billiboard es el lugar de reunión para los amantes de la música moderna. Con música en directo todas las noches y listas de éxitos de hoy y de siempre.

# Para los espectáculos nocturnos, el gran teatro a bordo World Stage, ofrece la última tecnología disponible, con una gran pantalla de les de 270 grados, para ofrecer un show único de luz y sonido.

# La piscina Lido Pool es el lugar perfecto para relajarse con un baño o ver una película en su pantalla gigante a la luz de las estrellas con unas palomitas.

# Incluso los más pequeños tienen un lugar para ellos en el Club HAL, con actividades especialmente diseñadas para ellos y espacios exclusivos para niños. 

 

 

A quien nos encontraremos

A bordo del buque Koningsdam encontraremos a un viajero exigente, que busca calidad y servicio por encima de grandes atracciones. Se trata de una compañía "Premium" que ofrece una calidad superior, para el viajero experto. Además a bordo no se encuentran colas, ni aglomeraciones, sólo un apacible relax, para aquellos que quieren disfrutar del viaje.