Primeras impresiones

El Vision of the Seas es buque gemelo del Rhapsody of the Seas y ambos barcos ofrecen un tamaño ideal para realizar cruceros de manera relajada y cómoda. Inaugurado en Mayo del año 1997, es un barco muy confortable gracias a su amplitud interior y a las salas perfectamente distribuidas. Y muy luminoso, gracias a sus amplios ventanales de cristal. Destaca por su amplio y acristalado hall principal, que impactó a los clientes de la compañía en la década de los 90.

Qué esperar

A bordo de este barco el pasajero dispone de espacios para relajarse y disfrutar de la navegación. Destacamos el "Viking Crown"-sala superior de la nave con vistas de 360º-, el "Schooner Bar" -bar-salón sitaudo en el corazón del buque- y el "Champagne Bar" -sala para tomar champagne de todo tipo-. La zona de las piscinas es muy agradable. Existe un piscina para todas las edades y otra sólo apta para adultos (con cubierta retráctil). Los niños de entre 3 y 12 años tienen a su disposición un amplio programa especialmente diseñado para ellos. A bordo también se ofrece un programa para quinceañeros. A bordo existen hasta 18 categorías de camarotes distintos.

Entretenimientos a bordo

# Los espectáculos que se ofrecen a bordo son excelentes y muy originales. En el elegante teatro "Masquerade" se ofrecen hasta 2 "shows" por día, son de estilo "Broadway".

# El Spa de a bordo ofrece una extensa carta de tratamientos de todo tipo, con cargo aparte. Además, en esta zona el pasajero puede disfrutar de un completo gimnasio con vistas al océano.

# Además de poder comer y cenar en el coqueto restaurante principal, el pasajero puede disfrutar de una comida o cena informal en el buffet libre "Windjammer Café" o en el grill exterior.

A quien nos encontraremos

Sin lugar a dudas, navegar con Royal Caribbean es una excelente alternativa para toda la familia o para viajar en pareja, y en cualquier lugar del mundo. A bordo de los buques de Royal Caribbean encontramos a pasajeros del todo el mundo -principalmente americanos del norte-, con un claro carácter internacional.  Royal Caribbean es una propuesta muy equilibrada, para pasajeros experimentados y para principiantes, una opción excelente para vivir una experiencia a bordo insólita. Los pasajeros que navegan en esta compañía disfrutan principalmente del buque -un destino en sí mismo- y de sus escalas.