Primeras impresiones

El Boudicca es un antiguo buque de la Royal Viking Line. En 1982, 9 años después de su inauguración, se le añadieron 28 metros más de eslora para introducirle más camarotes. Ahora es un barco más grande y conserva la elegancia que carcateriza a la flota de Fred Olsen. Ofrece buena confortabilidad y accesibilidad en todo su conjunto. El nombre Boudicca proviene originalmente de la Reina de Iceni. La Reina que nació alrededor del año 30, en la tierra de los iceni, que pertenecían a la cultura celta. Los iceni vivían en la antigua región de Anglia del Este, en las tierras más orientales de la isla de Gran Bretaña. Su nombre significa "victoria", por lo que Fred Olsen quiso homenajearla con el nombre de su buque.

Qué esperar

Destacamos de esta nave su accesibilidad y espaciosidad en sus distintas zonas comunes. Un producto ideal para relajarse y disfrutar de la navegación gracias a sus numerosas terrazas al mar. Pensado para el mercado británico, tiene un índice de satisfacción bastante elevado entre sus clientes por su trato más personalizado y familiar. A bordo encontramos muchas zonas para practicar la lectura o los juegos de mesa, una piscina interior y otra exterior en popa, un gran salón de actos, un pequeño casino... Los pasajeros pueden elegir entre 21 categorías distintas de camarotes, 363 son exteriores y tan sólo 39 son interiores. Pero lo más destacado es, sin duda alguna, la gran cantidad de camarotes individuales para alojar a una sola persona. en total existen 35 en este barco. Para minusválidos, existenten 4 camarotes adaptados.

Entretenimientos a bordo

# El restaurante principal, incluido en el precio del crucero, está dividio en tres áreas: "Heligan", "Tintagel" y "Four Seasons". El "Helligan" está reservado exclusivamente para los pasajeros que se alojan en suite.

# Para los amantes de la lectura, a bordo se encuentra una de las bibliotecas con más libros existentes a flote.

# Se ofrecen dos espectáculos cada noche en el salón de actos "The Neptune Lounge" donde se realizan, básicamente, actuaciones musicales y humor británico.

A quien nos encontraremos

A bordo de los barcos de Fred Olsen nos encontramos a pasajeros británicos, en su mayoría, con una media de edad de 60-70 años en temporada media o baja y de 50-60 años en temporada alta o semi-alta. No es una compañía para navegar con niños sino para viajar relajadamente, donde la armonía y la serenidad reinan por todo lo alto.