Primeras impresiones

El MSC Opera es el segundo buque de nueva construcción de MSC Cruceros, junto con el Lirica, y uno de los favoritos de los clientes más usuales de la compañía italiana. Construido en Francia (Astillero Chanties de l'Atlantique), el Opera ofrece un aspecto elegantísimo en todas sus áreas públicas, donde el mármol y el sofisticado mobiliario son protagonistas. Un barco italiano en todos los sentidos, por decoración, gastronomía y ambiente, que gusta a los pasajeros españoles por su oferta latina y familiar.

Qué esperar

A bordo del MSC Opera el pasajero se encuentra con un buen hotel flotante, que dispone de numerosas zonas públicas para el ocio y el entretenimiento. Existen zonas para adultos y también para niños, que tienen su espacio especialmente diseñado para ellos. Para la reserva previa los clientes pueden elegir entre 11 categorías distintas. En el Opera existen 878 camarotes, de los cuales 504 son exteriores (200 con balcón). En el Opera también existen 4 camarotes adaptados para minusválidos, los cuales aconsejamos reservar con antelación.

Entretenimientos a bordo

# Tras la cena el pasajero puede disfrutar de un espectáculo en el bellísimo "Teatro dell Operae", donde se ofrecen recitales de todo tipo: humoristas, actuaciones circenses, musicales...

# Para los amantes de la gastronomía italiana, existen dos restaurantes principales, un buffet libre y un grill exterior.

# El Spa de a bordo es sencillo pero muy bien equipado. "The Orchestra Health Center" se encuentra en la parte superior del barco y ofrece tratamientos de toda clase, sauna, zona de relax... además de un completo gimnasio y un salón de belleza.

A quien nos encontraremos

A bordo de los barcos de MSC Cruceros, podemos encontrar a muchas familias que van con sus niños, pero también jóvenes parejas recién casadas que viven a bordo su luna de miel o grupos de empresas y/o estudiantes. Es un producto muy enfocado a personas de todas las edades y de un nivel económico medio. El idioma más hablado a bordo es el italiano, seguido del alemán, español, portugués... La atención en español es excelente.