Primeras impresiones

El Prinsendam es un excelente buque, de los más contemporáneos de la flota de Holland America Line. De pequeña envergadura (37.983 toneladas de registro bruto) ofrece un aire totalmente relajante y es una de las naves más queridas por los más fieles clientes de la compañía. El buque proviene de otras navieras, formando parte de la Royal Viking Line y posteriormente, antes de pasar a Holland American Line, de Seabourn (se denominaba Seabourn Sun). Su carácter intimista y el ambiente familiar a bordo, son sus principales características y su calidad gastronómica e impecable servicio (muy personalizado), también.

Qué esperar

A bordo, los espacios son realmente generosos gracias a la capacidad del buque (máximo pueden embarcar 793), lo que supone un excelente ratio espacio/pasajero. El buque dispone de piscina con cubierta retráctil, completo spa, restaurantes, salones para tomar café o té, sala de baile y espectáculos e incluso un simulador de golf.

Entretenimientos a bordo

# El pasajero puede disfrutar de una gastronomía excelente y elegir entre varios restaurantes. Además del principal (con opción de elegir entre turno fijo o libre de horario para las cenas) recomendamos el alternativo y especializado "Pinnacle Grill", con tan solo 48 sillas. Las cenas en este restaurante exclusivo se sirven con platos de la firma B Bvlgari, copas de pie Riedel y mantelería Frette. Los menús están diseñados por el chef Rudi Sodamin.

# El Culinary Arts Center, asesorado por la prestigiosa revista “Food&Wine Magazine”, es otra oferta diferenciadora que Holland America ofrece a sus clientes. Los chefs del buque realizan clases de cocina “gourmet” a sus huéspedes.

# El Spa, un espacio donde poder relajarse y dejar que el tiempo discurra lentamente, está gestionado por la prestigiosa firma “The Greenhouse Spa”, ofrece una extensa carta con masajes y tratamientos de toda clase, inspirados en Oriente, con un total de 6 cabinas para estos tratamientos.

A quien nos encontraremos

Se trata de una compañía tipo “Premium”, que ofrece detalles de valor añadido y una gastronomía excelente, capaz de sorprender a los pasajeros más exigentes. No esperen diversión a bordo, no es el tipo de barco adaptado para viajar con los niños más inquietos, todo lo contrario: esperen relax, excelente servicio y rutas con escalas de larga duración. Quien embarca en un buque de Holland America Line por primera vez, debe saber que se encontrará con un hotel flotante de estilo relajante, elegante y cortés, que quiere alejarse del ritmo dinámico y repleto de actividades.  El idioma oficial es el inglés pero el huésped tiene a su disposición atención en su idioma.